Castellano :: Valencià
    
             

 

El preparado medieval conlleva un recuerdo y reconocimiento al controvertido Benedicto XIII (Illueca, 1342-Peñíscola, 1423), una de las figuras españolas más universalmente conocidas cuyo nombre se asocia al de la ciudad de Peñíscola.
El ilustre aragonés Pedro de Luna, conocido como el Papa Luna, se refugia en la fortaleza templaria de la ciudad al ser destituido como pontífice por no aceptar la corrupción del clero y declarar su renuncia al juego de dominio político. Benedicto XIII, personaje histórico excepcionalmente culto y de carácter polifacético, se recluye así en Peñíscola y convierte el castillo en palacio y biblioteca, donde compone el Libro de las consolaciones de la vida humana, considerado como uno de los más antiguos ensayos filosóficos-religiosos de la lengua castellana.

La descripción de la receta de la tisana fue "magistralmente preparada a favor del Papa Luna", según consta documentalmente, por lo que la Tisana papal figura como Pulveris Papae Benedicti de Luna al ser un fármaco natural tomado por el pontífice. Este preparado medicinal repuso al Papa Luna de las secuelas producidas por un frustrado envenenamiento que sufrió en 1418. Sin embargo, existen dos posibles versiones por las que el Papa de Peñíscola escogió este brebaje para reponerse: la primera versión mantiene que la tisana fue prescrita al viejo pontífice por su médico Jerónimo de Santa Fe, la segunda opción apunta que fue él mismo quien por su conocimiento en medicina solicitó al prestigioso gremio de boticarios valencianos que acreditaran la fórmula como magistral. En cualquier caso, se trata de un medicamento de hierbas medicinales tomado por el Papa Luna y administrado principalmente en polvo triturado, preparación equivalente al uso actual del medicamento en cápsulas, y como bebida de hierbas obtenida por infusión.

La fórmula medieval documentada en 1601 ha permitido conocer la composición y las aplicaciones para la recuperación de la infusión medicinal. La receta del preparado deja además constancia de la impronta que la obra Antidotarius, del célebre médico Arnau de Vilanova, uno de los volúmenes de medicina de la biblioteca pontificia peñiscolana, ha ejercido sobre la composición del brebaje medicinal.

 

 





Fórmula magistral medieval fidedigna de hierbas medicinales que popularizó el Papa Benedicto XIII desde Peñíscola (1411-1423).
Se aplicó durante los siglos XV, XVI y XVII como remedio de probada eficacia para evitar flatos, dolores de cabeza, tensiones estresantes, y dolencias de riñón.

 

© La página web de La Tisana del Papa Luna y sus contenidos son propiedad exclusiva del Patronato Municipal de Peñíscola.
Diseño de la web realizado por TM*